miércoles, 24 de junio de 2015

Tarta frozen sorpresa, sin gluten

Tarta frozen con sorpresa


Esta tarta es para una peque de la familia, Alba, que cumple 8 años. Es simpática, con mucho sentido del humor y amiga de sus amigas.

El año pasado hicimos un taller en el día de su cumple para hacer la tarta y este año pensaba como podía sorprenderla ya que le encanta cuidar todos los detalles; siempre está creando y buscando la forma de que todo tenga el lugar,en la forma y el color adecuado; es una artista.

Debía ser una tarta sencilla, sin muchas cremas, sencilla como un simple bizcocho, la única condición de mi prima. Lógicamente todas las madres buscamos el mejor equilibrio en todo. Y si pensaba en Alba, lo mejor era buscar una temática que le gustase... Así que estaba claro, Frozen era la mejor opción. Un bizcocho con cobertura en tonos azules, con trozos de hielo azul profundo y algún copo de nieve... Y chocolate como ingrediente principal, que como a muchos peques le gusta mucho. Pero claro, yo no tenía suficiente, aquí donde entra en acción la inventiva, quería sorprenderla algo más, a ella y a sus amiguitas cuando merendasen la tarta...

Si seguís leyendo la entrada, veréis cual era la sorpresa... espero que os guste también, jejeje.




La receta es muy fácil, el bizcocho es el que ya tengo publicado, bizcocho básico. Y la crema, la de la tarta de chocolates.

Son dos bizcochos, uno tal como viene en la receta y al otro puse todos los ingredientes a los que le añadí dos cucharadas de cacao en polvo. 

Cuando han enfriado bien , con un aro metálico, marcamos un círculo en el centro de ambos bizcochos y los vaciamos un poco, para poder llenarlo de chocolatinas (yo puse lacasitos). Cuidado de no vaciar demasiado el bizcocho que hará de tapa, puede debilitarse y hundirse por ahí.

Hacemos un poco de caramelo con azúcar y algo de agua y le ponemos colorante azul marino, al hacerlo en el cazo, poco para que se vea la transparencia en el caramelo. Lo estiramos en un papel de hornear. Enfriará muy rápido, lo troceamos para crear el hielo de la tarta. Reservamos.

Untamos de nutella el bizcocho de chocolate, alrededor de el "hueco"con lacasitos y encaramos ambas masas, para formar la base de nuestra tarta.




Cubrimos con la crema de queso y chocolate blanco, una capa fina. Dejamos enfriar un poco en la nevera para se manipule mejor. 

Añadimos colorante celeste a la crema restante y damos una segunda capa de cobertura, alisamos bien porque es el acabado que se verá en nuestra tarta.

Hacemos unos copos de nieve con chocolate blanco y algo de mantequilla, con cortadores de galletas (100g de chocolate blanco para fundir y 50g mantequilla). Como la crema es pegajosa, nos ayudamos de enfriarla en el congelador unos minutos antes de manipularla con los cortadores.

Decoramos la tarta con los trozos de caramelo azul, los copos de nieve y con el colorante azul oscuro pintamos el nombre, Alba.

¿Queréis ver el corte de la tarta piñata? Jijijijiji... 

¡Quedaron bien sorprendidas!











4 comentarios:

  1. Quina meravella!!!
    Em puc imaginar la cara de les criatures al veure-la .
    És un regal impresionant ;)
    Una abraçada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. És la magia de posar-se al lloc dels nens i sorprendre'ls.
      M'encanta regalar sorpreses.

      Una abraçada!

      Eliminar
  2. Me gusta, me gusta, me gusta, me gusta mucho.

    ¿Y sabes de qué me acabo de dar cuenta?
    Te vas a jartar de reír.
    Tenía tu blog agregado en mi lista de "blogs sin gluten" desde hace una eternidad sin saber que era el tuyo :-P
    Cosas que pasan, je, je, je

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaajajajaja.
      Será que teníamos que coincidir sí o sí. ;)

      Un besote enorme!!

      Eliminar